James Horner: Un compositor que dotó de magia al cine

james-horner

Por Alberto Rojas / Colaboración de Nerd News

El cine y la música están de luto. James Roy Horner, uno de los más destacados compositores de bandas de sonido en Hollywood, ha partido. Su pasión por volar causó su prematuro fallecimiento al estrellarse su avioneta en Santa Bárbara, California, el pasado lunes 22 de junio.

Sin duda, un nombre que estará por siempre asociado a otros destacados compositores como John Williams, Jerry Goldsmith, Bernard Herrmann, Miklós Rózsa, Danny Elfman o Michael Kamen.

Nacido el 14 de agosto de 1953, Horner pasa a la historia como un músico prolífico y creativo, capaz de experimentar con sonidos e instrumentos nuevos, cuyas partituras dieron vida y sentimiento a películas que hoy son parte imborrable de nuestras vidas.

Su más reciente trabajo fue la música para la cinta ‘Los 33‘, sobre el accidente que dejó sepultados a los mineros chilenos en un yacimiento de Copiapó y su posterior rescate, en 2010. Los medios también recuerdan que fue el responsable de partituras como ‘Titanic’(que obtuvo dos premios Oscar), ‘Avatar’ y ‘Apollo 13′. Pero hay más, mucho más.

large_iQa98vAzqHaM115SldO9mGQ2Yx

Si bien el trabajo de Horner comenzó a fines de los ‘70, fue la década siguiente, los años ’80, los que le dieron la visibilidad que catapultó su carrera.

¿Se acuerdan de ‘Batalla más allá de la galaxia’ (1980), aquella cinta dirigida por Jimmy T. Murakami y producida nada menos que por Roger Corman? Fue una de las muchas películas que buscaron imitar a ‘La guerra de las galaxias’ (1977), pero que acabó convertida en un ícono de las cintas “clase B” de la ciencia ficción. Y en cuyos créditos ya figuraba Horner.

En 1982 se hizo cargo nada menos que de ‘Viaje a las estrellas II: La ira de Khan’, una de sus bandas de sonido más emblemáticas. Le siguió ‘Krull’ (1983), aquella fantasía épica con toques de ciencia ficción dirigida por Peter Yates y protagonizada por Ken Marshall. Una banda de sonido que sin duda le dio personalidad a la cinta, entre la elección de instrumentos y el uso de coros.

The-Rocketeer-Poster-e1435089676972

De ese mismo año también es ‘Parque Gorky’, un thriller policial ambientado al interior de la Unión Soviética.

En 1984 Horner regresó al mundo de ‘Viaje a las estrellas’ con la música para la tercera entrega de la franquicia: ‘En busca de Spock’. Y nuevamente nos sorprendió a todos.

Dentro de su obra, ciertamente, predominan las bandas de sonido para cintas de ciencia ficción o fantasía. Así lo demuestran ‘Cocoon’ (1985), sobre un grupo de ancianos que rejuvenece con ayuda de unos extraterrestres;  ‘Aliens’ (1986), segunda entrega de la saga y la primera colaboración con James Cameron ―volverían a trabajar juntos en ‘Titanic’ y ‘Avatar’―; ‘Batteries Not Included’ (1987), donde un grupo de extraterrestres mecánicos con forma de platillo se quedan a vivir en un edificio, alterando la vida de sus habitantes; ‘Willow’ (1988), la fantasía llena de magia y guerreros dirigida por Ron Howard, producida por George Lucas y protagonizada por un muy joven Val Kilmer; ‘Cocoon: el regreso’, del mismo año; y ‘El campo de los sueños’ (1989), aquella metafísica historia de beisbolistas muertos que regresaban a jugar a través de un campo de maíz, protagonizada por Kevin Costner.

1985-cocoon-poster1

Pero el registro de esta década no estaría completo sin mencionar la explosiva ‘Commando’ (1985), ‘El nombre de la rosa’ (1986), la adaptación de la novela de Umberto Eco; ‘Danko: al rojo vivo’ (1988), sobre un policía soviético que viaja a Estados Unidos, obviamente interpretado por Arnold Schwarzenegger; y ‘Glory’ (1989), un conmovedor drama ambientado en tiempos de la Guerra Civil de EE.UU.

Y claro, la música para ‘Capitán EO’ (1986), el cortometraje protagonizado por Michael Jackson y producido por Lucas, que se proyectaba en el parque Disney.

La década de los ‘90 también estuvo llena de proyectos para Horner. Basta recordar ‘The Rocketeer’ (1991), una maravilla construida a base de pulp y Art Deco, que incluía un piloto de fines de los años ’30, una mochila voladora y espías nazis en el Hollywood de aquella época; y ‘Corazón valiente’ (1995), su primer trabajo junto a Mel Gibson (con quien volvería a trabajar para ‘Apocalypto’, en 2006).

braveheart-movie-poster

A lo anterior es imposible no agregar ‘Juego de patriotas’ (1992) y ‘Peligro inminente’(1994), cintas basadas en los libros de Tom Clancy protagonizados por Jack Ryan; el drama ‘Leyendas de pasión’ (1994), ‘Casper’, ‘Apollo 13′ y ‘Jumanji’; todas de mismo año.

En 1995 sus partituras envolvieron cada una de las escenas de ‘Impacto profundo’, ‘La máscara del Zorro‘ y ‘El hombre Bicentenario’. Y hay más, entrando ya en el siglo XXI: ‘La tormenta perfecta’, ‘El Grinch’, ‘Windtalkers’, ‘Troya’, ‘Plan de vuelo’, ‘La leyenda del Zorro’, ‘Las crónicas de Spiderwick’, ‘El niño del pijama a rayas’ y ‘The Amazing Spider-Man’.

1118full-the-mask-of-zorro-poster

Actualmente James Horner se encontraba en conversaciones con James Cameron para hacerse cargo de las nuevas cintas de ‘Avatar’. Sin duda, un proyecto que le habría permitido nuevamente experimentar con nuevos sonidos y efectos. Pero eso quedará pendiente…

Sin embargo, su obra y legado seguirán vivos, cada vez que al escuchar una melodía, esa música reviva en nuestra memoria una película, un año y un torrente de emociones. Gracias, James.


¿Qué opinas?