Estoy jugando – Life is Strange

Life is Strange 1

Más extraña aún cuando eres hipster

Por Roberto Zaragoza

Todos hemos deseado tener una segunda oportunidad. No habernos saltado una clase importante. Haberle dicho a alguien algo que luego no pudimos decir. Habernos dormido temprano el domingo antes de volver a clases trabajar. Para quienes jugamos videojuegos, esto es más común -y menos melodrámatico- cuando se trata de decisiones malas que provocan que tiremos a la basura 8 horas de juego previo, así que recurrimos a simplemente volverlo a intentar cargando una partida previa donde aún no nos equivocábamos. Pero, ¿qué pasaría si un juego convirtiera esto en una mecánica central de su historia y gameplay? Life is Strange es la respuesta.

Desarrollado episódicamente por el estudio parisino Dontnod EntertainmentLife is Strange se enfoca en una particular semana en la vida de Maxine Caulfield -nuestra heroína y personaje principal-, una alumna de la carrera de fotografía del prestigioso Colegio Blackwell en Arcadia Bay, Oregon -un tranquilo y aburrido pueblo costero-. Todo inicia como una típica aventura colegial con coloridos hipsters y drama adolescente, pero todo es cambia cuando Max presencia en el baño un intento de homicidio y lo detiene… regresando en el tiempo.

A partir de ahi, la historia se centra en cómo Max se reconecta con su vieja mejor amiga Chloe -quien a su vez busca a su actual y desaparecida mejor amiga-, a la vez que trata de llevarse bien con todas las personas de su escuela -alumnos, maestros y demás personal por igual-. Volver en el tiempo es muy útil cuando quieres advertirle a alguien que están  a punto de salpicarle de agua, o de investigar impunemente habitaciones ajenas e incluso de cometer vandalismo. Sin embargo, lo que al principio parece un juego para nuestra protagonista resulta no serlo para el pueblo de Arcadia Bay.

¿Debería regresar en el tiempo y cambiarlo?

Casi todas las acciones de Max tienen alguna consecuencia. Desde optar por consolar a una chica por su reciente rompimiento amoroso hasta el cataclísmico suceso de regar a su planta. Ser amable, hostil o indiferente a los demás te lleva a sutiles pero notables cambios en la trama -incluso si, como en cualquier juego de este tipo, la historia central no se ve afectada-. Podrás tener conversaciones enteras y aprender algo que no sabías de las personas, sólo para volver en el tiempo y usarlo para manipular hacerle ver a las personas que te interesan. O puedes sacarles la información que necesitas, volver en el tiempo para que no sepan que te la dieron e irte tranquilamente. Depende de ti.

Pero manipular la realidad tiene su costo y no sólo con jaquecas y sangrados de nariz, conforme avanza la historia, Max y Chloe descubren que lo que están haciendo no es bueno para Arcadia Bay e incluso desencadenaron algo que no comprenden del todo. Pero cuando tienes 18 años y estás investigando crímenes con tu mejor amiga y salvando a tus compañeros de sus dramas existenciales, de alguna forma todo eso te preocupa menos….

Life is Strange 2

Un pueblo o una chica

Las decisiones en el juego están diseñadas para reflejar la propia moral y valores de quien lo juega. Puedes dedicarte completamente a satisfacer los berrinches de Chloe, a salvar a los alumnos de Blackwell de sí mismos o a encontrar un cómodo punto medio donde casi todos sean felices. Casi. Claro que, tarde o temprano, la vida nos recuerda que tenemos pasado y Max deberá responsabilizarse no sólo de las decisiones que tomó durante la semana, sino a lo largo de su vida e incluso las de otras líneas temporales.

Life is Strange es, en la vena de los juegos surgidos del éxito de The Walking Dead  de TellTale Games, un juego cuyo valor se centra en la historia y en cómo te conectes con ella y sus personajes, más allá de su gameplay o incluso su innovadora mecánica de volver en el tiempo. Si lo tuyo son los juegos de acción quizá no disfrutes el paso tranquilo con el que se desarrolla su trama, pero si eres como yo, muy probablemente lo juegues hasta encontrar todas las historias que el tranquilo pueblo de Arcadia Bay tiene para contar.


¿Qué opinas?